Blog

ultimos posts

Qué son las parafilias en psicología y parafilias más comunes

Se puede decir que la sexualidad y el placer admiten todo tipo de ideas, gustos o preferencias. Son muchos los factores que determinan que algo concreto excite a una persona y no a otra, el problema aparece cuando esa excitación es provocada por elementos que escapan a lo que se considera normal. Es entonces cuando hablamos de parafilias, formas de satisfacer la necesidad sexual que pueden considerarse atípicas o poco adecuadas. Entonces, ¿qué son las parafilias en psicología y cuáles son las parafilias más comunes?

Qué son las parafilias en psicología

Las parafilias pueden definirse como patrones de conducta sexual extraños, provocados por elementos que no entran en la concepción normal de la sexualidad. Pueden tratarse de simples preferencias que no involucren ni hagan daño a otras personas, pero también pueden convertirse en patologías dañinas tanto para quien la sufre como para su entorno.

El límite lo marca el nivel en que se desarrolla la parafilia, que puede ser solo la imaginación, o el plano físico, y la capacidad de la persona para controlar ese deseo y para no permitir que se convierta en una obsesión. En los casos más graves, el individuo no es capaz de funcionar sexualmente ni de sentir excitación sin el estímulo de esa parafilia, lo que supone que no puedan relacionarse correctamente con otras personas.

Causas de las parafilias

Las causas de las parafilias no están claras en la actualidad. Parece ser que comienzan con un proceso de condicionamiento mediante objetos no sexuales que llegan a asociarse con una actividad sexual placentera. Esto deriva en que el propio objeto es capaz de despertar el deseo sexual del individuo, sumando en el proceso factores biológicos, y del entorno.

Tratamiento de las parafilias

Los tratamientos para las parafilias comprenden las terapias de conducta, la hipnosis y la medicación con algunos tipos de fármacos. Los tratamientos más efectivos incluyen ambas técnicas, para controlar por un lado el deseo sexual y para reducir por otro la frecuencia de las fantasías sexuales.

Parafilias más comunes

Entre las parafilias más comunes, de las que seguramente hayas oído hablar, se encuentran:

  • Asfixiofilia: el individuo se excita al asfixiar a la pareja durante el coito.
  • Coprofilia: interés sexual hacia las heces.
  • Exhibicionismo: obtener satisfacción al enseñar los genitales en público.
  • Fetichismo: placer sexual a partir de objetos o zonas corporales.
  • Frotteurismo: se obtiene placer al frotar los genitales contra el cuerpo de otra persona.
  • Sadomasoquismo: excitación y placer provocados al ser sometido física y verbalmente por otra persona.
  • Pedofilia: interés sexual y placer con los niños.
  • Transvestofilia: vestir prendas del otro sexo para excitarse.
  • Voyeurismo: excitación provocada al observar a otras personas mantener relaciones.
  • Zoofilia: obtener placer sexual con los animales.

No dudes en consultar con un especialista si sientes preocupación ante los deseos que invaden tu mente. En cualquier caso, puedes disfrutar de tu sexualidad con libertad siempre y cuando no involucre o haga daño a seres que no quieran o puedan consentir esas prácticas. Conocerte y saber qué es lo que te gusta a la larga es beneficioso, y evitará que esos gustos puedan convertirse en una obsesión con peores consecuencias. ¿Conocías estas parafilias? Déjanos tu comentario.

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 250 00 40

MENU