Blog

ultimos posts

¿Qué es la dispareunia?

Dentro de las muchas afecciones relacionadas con el sexo en la mujer se encuentra la dispareunia, un trastorno que puede llegar a provocar bastante dolor en las relaciones sexuales. Es un dolor bastante persistente o recurrente en la vagina cuando se intenta o se completa la penetración. Este trastorno puede llegar a afectar hasta un 34% de las mujeres y puede calificarse según donde se presente el dolor:

  • Superficial – El dolor radica en la zona de la vulva o la entrada de la vagina.
  • Vaginal – En este caso el canal vaginal es el epicentro del dolor.
  • Profunda – El dolor duele al fondo de la vagina y se presenta con la actividad propia de la penetración.

¿Cuáles son las causas de la dispareunia?

El dolor durante la penetración puede responder a diferentes causas entre las que destacan:

  • Cuando el dolor se produce en la zona superficial puede ser originado por alguna clase de infección, tener el himen rígido, infecciones en las glándulas uretrales y parauretrales o por irritaciones vaginales.
  • Cuando el color se presenta en el canal vaginal, el origen puede ser la falta de una correcta lubricación.
  • Si duele en la parte profunda de la vagina, la causa puede ser la endometriosis, enfermedad inflamatoria pélvica o la inflamación del cérvix.

El dolor más común es aquel que se produce en la zona más profunda de la vagina y hay muchas probabilidades que la causa sea de orden orgánico y tenga que ser tratado por un ginecólogo. Si el dolor es superficial puede ser causado también por la contracción muscular o vaginismo y hay que tratarlo con un terapeuta sexual.

Tratamiento

Lo primero que se debe hacer es acudir al ginecólogo para que pueda hacer una revisión completa y pueda definir cuál es el origen y cuál es el tratamiento a seguir. Muchos casos tienen que ver con infecciones, las cuales se resuelven en unos pocos días con la utilización de antibióticos, aunque hay casos más complejos que requieren de más tiempo para curarse.

En ocasiones, el problema se puede detectar por una misma, como la falta de lubricación, algo que provocará dolor durante la penetración. Si no se lubrica lo suficiente se deben utilizar lubricantes e hidratarse convenientemente cada día, aunque el médico o farmacéutico serán quienes se encarguen de recomendarnos el lubricante adecuado. Asimismo el médico será quien nos dé el tratamiento que se debe seguir para que desaparezca o al menos se atenúen los daños y las molestias ocasionadas por este trastorno.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 250 00 40

MENU