Blog

ultimos posts

Las 5 zonas más erógenas en el hombre

Hace una semana te hablábamos aquí de las 5 zonas más erógenas para la mujer. Hoy queremos hacer lo propio con las del hombre, de manera que dispongáis de una pequeña guía de estimulación para lograr que, por ejemplo, un masaje erótico pueda producir la máxima excitación y sensación de placer.

Los pezones

Estamos ante una de las 5 zonas más erógenas para el hombre, un verdadero clásico en este tipo de prácticas. El pezón, en virtud de sus terminaciones nerviosas y abundancia de vasos sanguíneos, es una zona clave para la estimulación erótica. El suave tacto de la yema de los dedos sobre ellos, e incluso la punta de la lengua en movimientos circulares puede ejercer un importante efecto de placer y llevar al éxtasis por sí mismo.

Las orejas

Soplar, acariciar, pasar suavemente los labios sobre el lóbulo de la oreja… hay muchas maneras de estimular esta zona que, al igual que los pezones, tiene un gran número de terminaciones nerviosas que la convierten en una parte de la anatomía masculina muy excitable.

Cuello y hombros

Además de por ser una zona muy sugerente y erótica, el cuelo y los hombros son una parte ideal para que te recrees en el masaje durante un rato, ya que tienden a acumular gran parte de las tensiones del día. Un suave masaje en el cuello y la zona de los hombros le ayudará a relajarse y estar más receptivo.

Pectorales

A muchos hombres les resulta tremendamente erótico que la mujer masajee, palpe y toque sus pectorales, empleando para ello la palma de las manos. Esto produce una inmediata sensación de placer y, además, refuerza psicológicamente ciertos aspectos de la virilidad masculina. Estamos, pues, ante una zona que es muy erógena no sólo ya físicamente, sino también desde el punto de vista de la estimulación a nivel mental.

La parte interna de los muslos

De acuerdo con los postulados de la neurociencia (como puedes ver en este interesante reportaje: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-09-22/el-mejor-mapa-de-las-zonas-erogenas-segun-la-neurociencia_27771/ ), la parte interna de los muslos es una de las zonas más excitables para los hombres. En este caso, estamos ante una de las partes de la anatomía en la que hombres y mujeres coinciden a la hora de experimentar un mayor placer.

En nuestro centro de masaje tántrico podemos ayudarte a conocer mejor tu cuerpo y el de tu pareja. Te ayudamos a gozar de un placer difícilmente igualable, a través de la práctica del masaje.

91 250 00 40

MENU