Blog

ultimos posts

La música más sexy

En Tantra Palace, especialmente en nuestro blog, te hemos hablado en repetidas ocasiones de lo importante que es el ‘escenario’ a la hora de proceder a realizar un masaje erótico. En efecto, en los juegos previos del amor y el deseo, todos los sentidos cuentan y, a la hora de construir una atmósfera propicia al erotismo, la música ambiente también juega un papel esencial. ¿Quieres conocer cuáles son los temas y discos más sexys de la historia? Hoy te los mostramos,… sin censura.

Let´s get it on, de Marvin Gaye

Este disco del genio del soul, Marvin Gaye, fue editado por Motown en el año 1973, y aún sigue siendo un perfecto ejemplo de sensualidad, erotismo y búsqueda del placer en sus facetas físicas, emocionales y espirituales. Publicado tras el también exitoso (y políticamente comprometido) What´s goin’ on, este álbum contiene temas como el que da título al disco, You sure love to ball o Distant Lover son ideales como banda sonora de un masaje erótico y sensual.

Love to love you baby, de Donna Summer

La respuesta femenina, a cargo de Donna Summer, a la descarga de energía sexual del álbum de Marvin Gaye. Love to love you baby (tanto el disco como el tema), suponen una alegoría sónica del amor, el deseo y la pasión. El disco, producido por Giorgio Moroder en 1975, llegó a ser censurado por algunas estaciones de radio en EEUU y le ganó a Donna summer el sobrenombre de ‘la diva del amor’.

Can´t Get enough, de Barry White

La profunda y sensual voz de Barry white, en éste y cualquiera de sus discos, es ideal para ambientar una prolongada e intensa sesión de masaje. Este disco no está sólo considerado uno de los más sensuales del soul, sino que la revista Rolling Stone lo ha situado como uno de los 500 mejores álbumes jamás grabados.

Birkin/Gainsbourg, de Janet Birkin y Serge Gainsbourg

Este disco de 1969 también es conocido como Je t’aime… moi non plus, por el popularísimo tema que le da nombre. En él, Gainsbourg y Birkin (pareja en esos momentos) dan rienda suelta a una plasmación sónica de placer y sensualidad que culmina con unos jadeos orgásmicos a cargo de Birkin. La ‘interpretación’ de la cantante es tan verosímil que, a día de hoy, se duda de que realmente estuviera fingiendo.

Menciones de honor

El espacio de nuestro blog, y tu tiempo, es limitado, por lo que tenemos que ir clausurando el post de hoy. Como mención, queremos darte una lista con algunos otros álbumes que te recomendamos vivamente para ambientar una sesión de masaje en pareja:

–          Kind of Blue, de Miles Davis.

–          Mezzanine, de Massive Attack.

–          Purple rain, de Prince.

–          Dummy, de Portishead.

Esperamos que estas sugerencias puedan servirte de inspiración a la hora de despertar el deseo.

91 250 00 40

MENU