Blog

ultimos posts

¿Existe realmente el orgasmo vaginal?

Actualmente hay una gran controversia respecto al orgasmo vaginal. Muchas personas afirman que sí existe y otras que no, algo que se ve sustentado con los resultados de un estudio que se publicó hace no demasiado tiempo, en el que se revela que el orgasmo vaginal no existe, afirmaciones que se han saldado con el enfrentamiento de muchos expertos.

Vincenzo y Giulia Puppo, investigadores del Centro Italiano de Sexología y de la Universidad de Florencia, presentaron un trabajo en la prestigiosa publicación Clinical Anatomy, en el que desmientían muchas de las afirmaciones que hemos escuchado hasta la fecha acerca del orgasmo vaginal y confirman que únicamente hay un orgasmo en las mujeres, el femenino.

Un estudio polémico

Ambos investigadores coinciden en que la gran mayoría de mujeres no llegan al orgasmo durante la penetración aislada y aquellas que lo consiguen, lo que experimentan es un clímax que llega no por la vagina sino por el clítoris. Según este estudio, debido a que tener un orgasmo clitoriano es imposible, pero no es posible alcanzar el orgasmo sin la estimulación del clítoris, se niega con completa rotundidad la existencia de diferentes clases de orgasmo femeninos.

Asimismo afirman que la vagina no tiene ninguna relación anatómica con el clítoris y éste es un órgano perineal mientras que por su parte el conocido como punto G se encontraría teóricamente en la uretra pélvica, en dos regiones diferentes. Entre otras de sus declaraciones se encuentra afirmar que el clítoris interior no existiría, sino que éste formaría parte de un solo órgano externo, donde no se compondría de dos arcos sino de glande, cuerpo y los pilares o raíces.

No dudaron en recordar que el orgasmo debido a la estimulación del punto G, vagina, clítoris así como el orgasmo vaginal y el orgasmo clitoriano no existen, dado que ocurre lo mismo que con los hombres, el orgasmo es masculino y el de las mujeres es femenino, siendo algo que ha llamado mucho la atención de la comunidad internacional y que ha suscitado gran polémica.

Presuntamente, este estudio también habría confirmado que el trastorno de excitación genital persistente, eyaculación precoz o amplificación del punto G, entre otros, carece de ninguna base científica dado que en todas las mujeres el orgasmo se produce si hay estimulación eficaz.

91 250 00 40

MENU