Blog

ultimos posts

¿Cómo afecta la dopamina a la sexualidad?

La dopamina en el sexo

La dopamina  es un neurotransmisor de las fibras nerviosas y periféricas, así como de diferentes neuronas centrales, que tiene una gran importancia en nuestro organismo y cuya misión es la de proporcionar a nuestro cuerpo energía mental, controlar los impulsos, mejorar la atención, determinación y también la motivación.

Si nos ceñimos a la sexualidad, la dopamina sí que afecta a este aspecto tan importante de nuestras vidas. No han sido pocas las investigaciones que se han llevado a cabo en este campo y muchas de ellas han dejado patente que cuando mujeres y hombres están inmersos en la fase de enamoramiento, aumenta notablemente la actividad de las zonas del cerebro que guardan relación con la euforia y la energía, exactamente en la zona derecha, lugar donde se concentran los niveles más altos de dopamina.

Hace tiempo que se descubrió que la dopamina es la sustancia encargada de los sentimientos del placer, por lo que interviene no solo en el enamoramiento sino también en el deseo sexual.

¿En qué afecta la dopamina al sexo?

Afecta a muchos más factores de los que podemos llegar a pensar; es el caso, por ejemplo, de la atracción dado que  en este momento aparecen tanto la dopamina como la norepinefrina, que favorecen el desarrollo de las etapas de euforia y de romance.

En el caso de los chicos, el control del deseo sexual se debe a la dopamina, la cual incrementa notablemente el deseo sexual. No es algo único, dado que también hay dopamina en las mujeres. En las féminas también entra en juego la oxitocina, encargada de establecer vínculos.

La dopamina se dispara cuando se inicia una relación, algo que se ve reflejado en las ganas y veces que se puede llegar a realizar sexo cada semana. Cuando una relación se afianza, aproximadamente unos dos o tres años después, esos niveles de dopamina en el sexo se estabilizan y mientras la mujer utiliza sus reservas de oxitocina, para sentirse satisfecha, el hombre necesita sexo de manera regular para llevar un mayor control de los niveles de dopamina.

Cuando tenemos unos altos niveles de dopamina en el sexo todo cambia y damos lo mejor de nosotros o nosotras, encontramos motivación, nos relacionamos bien, tenemos un óptimo nivel de líbido, asumimos riesgos a conciencia, nos mostramos entusiastas y sentimos una pasión intensa.

Descubre como aumentar tus niveles de dopamina y disfrutar más de la vida y la sexualidad con nuestros fantásticos masajes eróticos en Madrid, en un ambiente único y exclusivo donde te encontrarás con las mejores profesionales.

91 250 00 40

MENU