Blog

ultimos posts

Causas (y soluciones) de la falta de deseo en la mujer

La falta de deseo sexual en la mujer puede convertirse en un serio problema en una relación. Pese a la estigmatización social y el cierto aire tabú que existe en torno a este tema, estamos ante un problema que afecta a más mujeres de lo que podría llegar a pensarse. Estamos ante una situación que hace que disminuyan o incluso desaparezcan las fantasías sexuales y se posponen (o directamente se rechazan) las relaciones sexuales.

Esta situación puede reducir notablemente la calidad de vida de la mujer que la sufra, sobre todo en las relaciones personales y por ello es necesario ponerse en manos de un profesional para que pueda estudiar el caso y proponer soluciones facultativas.

¿Cuáles son las causas de la falta de deseo sexual?

No existe una causa general para determinar este problema pero sí se dan una serie de condiciones que pueden producirlo como las físicas (desajustes hormonales, diabetes, cardiopatías, depresión, esclerosis múltiple…).

Asimismo, en la falta de deseo sexual en la mujer pueden intervenir otra serie de factores como pueden ser el estrés, la obesidad, consumo excesivo de drogas y/o alcohol, una mala alimentación, vida sedentaria…

Síntomas de la falta de deseo sexual

En este caso, los síntomas pueden ser diferentes, dado que cada mujer es un mundo en sí misma. Existen, no obstante, varios indicadores comunes en muchas mujeres. Entre ellos destaca la falta de receptividad, apatía en cuanto a actividad sexual, ausencia de fantasías sexuales o una completa falta de interés de tener una relación sexual.

¿Se puede prevenir la falta de deseo sexual? Si la falta de deseo está originada directamente por problemas físicos corregibles (tabaquismo, sedentarismo…) se puede reconducir el problema haciendo que desaparezca la causa que lo motiva: dejar de fumar, llevar una alimentación equilibrada, dormir un mínimo de 7 horas todos los días. hacer ejercicio físico…

Con estos cambios también se produce un efecto muy importante, el aumento de la autoestima, así como la aceptación del cuerpo tal cual es, pudiendo mejorar el deseo sexual en un alto índice de mujeres.

Tratamiento

Tal como hemos dicho, cada mujer es un mundo y cada situación es diferente, por lo que los tratamientos también lo son. Será el especialista el encargado de estudiar cada caso con un reconocimiento en profundidad de la paciente.

En este reconocimiento se pueden hacer diferentes pruebas  así como extraer muestras de sangre para poder analizar los niveles hormonales, tomar muestras de orina y medir la presión arterial para revelar la existencia de diabetes o hipertensión, etc. Dependiendo de los resultados obtenidos, el especialista podrá determinar cuál es el tratamiento a seguir.

Una manera ideal para despertar el deseo ‘dormido’, tanto en el hombre como en la mujer, es el masaje sensual tántrico. Estamos ante un arte milenario que ayuda a nuestros cuerpos a convertirse en verdaderos receptores y emisores de energía.

En nuestro centro de masaje tántrico en Madrid te enseñaremos las posibilidades de disfrute, placer y relajación que este tipo de técnicas te ofrecen. Contacta con nosotros si necesitas más información.

91 250 00 40

MENU