MASAJES TÁNTRICOS EN TANTRA PALACE MADRID. ¡LLÁMANOS! (+34) 912500040
Consejos para conocer tu cuerpo mediante la autoexploración

Disfrutar de una buena relación sexual parte del autoconocimiento, porque si no conoces tu propio cuerpo, es difícil que sepas qué es aquello que te gusta. A lo largo de los años, existía esa sensación de que la autoexploración y la masturbación eran actos que no debían realizarse, pero la realidad es que son completamente sanos, saludables, y recomendables para poder experimentar el verdadero placer.

Pasos para conocer tu cuerpo mediante la autoexploración

Puede que, si nunca has tenido una relación íntima con tu propio cuerpo, sientas inhibición a la hora de pensar en ello. No te preocupes, es algo totalmente normal, que se puede controlar siguiendo algunos pasos hasta llegar a la masturbación.

Sé consciente de tu propio cuerpo

Si te resulta demasiado violento comenzar a tocarte o a desnudarte desde el primer momento, puedes tratar de ser consciente de aquellas cosas que haces diariamente y te hacen sentir bien en tu propio cuerpo, como el deporte, el baile, etc. Cuando te encuentres en estas situaciones, puedes ir introduciendo algunas caricias sobre la ropa, en aquellas zonas de tu cuerpo que sientas mayor comodidad. Cuando logres hacerlo sin sentir inhibiciones, podrás pensar en quitarte la ropa y acariciar directamente tu piel.

Disfruta de las caricias sin presiones

Nadie va a juzgarte, ni tampoco estás haciendo nada malo. Este proceso se trata de conocerse, respetarse y quererse. Por eso, debes llevar tu propio ritmo y conseguir poco a poco esa conexión tan necesaria con tu cuerpo y con tu intimidad. Las caricias y los masajes en cualquier zona del cuerpo te harán consciente de aquello que te hace sentir bien. Poco a poco, podrás llegar a las zonas más sensibles de tu anatomía, que te harán sentir sensaciones placenteras que no imaginabas.

Olvídate de los orgasmos al principio

Cuando inicies la masturbación propiamente dicha, deberías concentrarte en cada pequeña sensación, y dejar de lado la consecución del orgasmo en un principio, porque eso puede hacer que te frustres y que pierdas esa conexión que tanto te ha costado conseguir. Céntrate en conocer tu clítoris, porque ese punto es el más importante también cuando mantengas relaciones sexuales en pareja, y es el que tiene la clave para llegar a los orgasmos.

Ayúdate de fantasías sexuales

Cuando seas dueña de tu propia anatomía, estarás en disposición de buscar el orgasmo y de dejarte llevar por el placer. Entonces puedes añadir a la mezcla algunas de tus fantasías sexuales más profundas, porque el cerebro es una de las armas más poderosas dentro de las experiencias sexuales de todo tipo.

Ten en cuenta que lo más importante es que explores cada elemento en profundidad y que no te cortes. No pongas freno al placer, porque nadie, ni siquiera tu misma, debería privarte de esas sensaciones casi mágicas. ¿Crees que ya conoces tu cuerpo gracias a la autoexploración? Cuéntanos tu experiencia.

Comparte

Aún no hay comentarios

Déjanos un comentario

No te preocupes, no usaremos tu correo para envíos no deseados.

No utilizaremos tu dirección para enviar spam